Preocupa situación de las muertes maternas

Preocupa situación de las muertes maternas


Las organizaciones integrantes de la ALIANMISAR muestran preocupación porque prevalecen las muertes maternas en áreas rurales de departamentos con altos porcentajes de población indígena.

En Alta Verapaz, de enero a mayo del 2010 han sido reportados 19 casos de muertes maternas, de los cuales 3 pertenecen al municipio de Chisec. Según datos de la Dirección de Área de Salud de Alta Verapaz, la principal causa fue la retención de placenta. Las mayoría de mujeres que fallecieron se encontraban entre los 20 y 24 años de edad. Algunas tenían más de 7 hijos que quedaron en total abandono. Del total de muertes, el 75% se dio después del parto y el 25% durante el embarazo. El 100% de las mismas se registró en el área rural.

En Quetzaltenango, que alberga la segunda ciudad en importancia del país, se han registrado 17 muertes maternas en lo que va del año. El 95% de los casos fueron partos institucionales. La mayoría de mujeres se ubicaba alrededor de los 30 años de edad. El 58% de las fallecidas eran mujeres indígenas. Según datos de la Dirección de Área de Salud de Quetzaltenango, la principal causa de muerte fue eclampsia.

En Quiché y Sololá son 7, y en San Marcos 10 las muertes maternas registradas a la fecha mientras que otros tres casos permanecen en investigación. Las muertes tienen sus orígenes en la tardanza de los traslados, al mal manejo de las situaciones de emergencia, y atención médica que no atiende el protocolo de atención.

Según lo demuestra la evidencia, más del 70% de las muertes maternas son prevenibles, por lo que las acciones ministeriales deben estar dirigidas a reducir estas muertes.