Conferencia a medios de comunicación

Conferencia a medios de comunicación


El 11 de junio en un hotel capitalino, las organizaciones de mujeres indígenas integrantes de la ALIANMISAR realizaron una Conferencia a los medios de comunicación, en la que demandaron mayor y mejor acceso a los servicios de salud reproductiva.

Se dio a conocer que el 63% de los partos en el área rural son atendidos en el hogar y no en un centro asistencial. Una de las razones es derivado a la baja inversión del Estado –menos del 2% del PIB a Salud- y la concentración de los servicios en áreas urbanas que crean deterioro para la población pobre y rural.

Es ampliamente sabido que la razón de mortalidad materna para las indígenas es tres veces mayor que para las no indígenas (211 y 70 por cada 100,000 nacidos vivos, respectivamente). Otra de las inequidades se refleja en el uso de metódos de planificación familar. Aunque en los últimos 20 años se observa un aumento en el uso, la brecha sigue siendo importante. El último dato disponible muestra que solamente 40% de las mujeres indígenas en unión utilizan un método comparado con el 63.3 del segmento no indígena.

En la asistencia al parto también se muestra una brecha importante entre población indígena y no indígena. Solamente 30% de las mujeres indígenas atienden su parto con personal calificado de acuerdo con la última encuesta, lo que significa menos de la mitad de los partos atendidos por personal calificado en la mujeres no indígenas.

Por otro lado, la ALIANMISAR resaltó que cuando sucede una muerte materna casi todos los huérfanos quedan con sentimiento de desamparo y tristeza. Una de las consecuencias emocionales más claras es la soledad. El sufrimiento y sentimiento de abandono tiende a ser proporcional a la edad. Para las hijas huérfanas adolescentes, la carga emocional es desproporcional a su corta edad. Por otro lado, algunas asumien el cuidado de sus hermanos como una tarea prioritaria, rezagando sus estudios y su propio estado emocional.

Es por ello, que la ALIANMISAR demandó públicamente al Estado de Guatemala, lo siguiente:

  • Sensibilizar al personal de salud, para que brinde una atención con amabilidad, respeto, responsabilidad y sin discriminación hacia la mujer indígena y del área rural. Además de supervisar a este personal
  • Acercar los servicios de salud a las comunidades, especialmente las que presentan la mortalidad materna más elevada y mayor necesidad insatisfecha de planificación familiar
  • Facilitar que el personal médico y paramédico, hable el idioma materno de la región para brindar una atención apropiada sin discriminación y que entregue la consejería para la planificación familiar como lo establece la ley
  • Coordinar actividades para el cumplimiento del Acuerdo de creación de la Unidad de Atención de la Salud de Pueblos Indígenas e Interculturalidad del MSPAS, en la que aun no se ven avances
  • Atender el parto o adaptarlo culturalmente y adecuar las salas de parto de los hospitales
  • Desarrollar una comunicación intercultural y respetuosa entre prestadores/as de servicios de salud y las comadronas
  • Incorporar y aceptar a las Comadronas Tradicionales a los Hospitales como la persona articuladora entre los servicios y la comunidad
  • Aumentar la inversión del presupuesto del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social –MSPAS-, privilegiando el acceso a los servicios de salud reproductiva con pertinencia cultural y priorizando los departamentos que presentan los indicadores de mortalidad materna más elevados
  • Evitar recortes presupuestarios al MSPAS y elevar los fondos destinados a la Salud Reproductiva para asegurar la estrategia de disminución de la muerte materna que fuera proclamada por el Presidente y el Ministro de Salud
  • Aprobar la iniciativa de Ley para la Maternidad Saludable que se encuentra en discusión en el Congreso de la República
  • Mitigar el daño de las muertes maternas, lo que permitiría a los huérfanos continuar sus estudios y evitaría que las familias empobrecieran
  • Reducir las muertes maternas, mediante un compromiso político, liderazgo, participación multisectorial y mayor asignación de recursos